nicole.medina-(gestion.cultural)
Picture of Nicole Martín Medina

Nicole Martín Medina

Gestora Cultural – Abogada/MBA

Luz de tinieblas, Laura Vega

Presentación del primer trabajo monográfico (CD)

música de cámara de Laura Vega

 
Auditorio Alfredo Kraus / Sala de cámara – Las Palmas de Gran Canaria
24 de febrero de 2023
"Luz de tinieblas" - Laura Vega (NEOS)
Foto del título del CD: Ángel Luís Aldai (Fotógrafo)

 

Grabado los días 12 de marzo, 14 de mayo y 19 de junio de 2022

Producido por el sello discográfico alemán NEOS

 

Reseña

La idea original de este proyecto discográfico nació en 2021 en colaboración con la Asociación Taller Lírico de Canarias y Laura Vega, para la que ha sido uno de los que más satisfacción le han dado. El CD contiene las ocho obras de música de cámara del catálogo de Laura que han supuesto un mayor crecimiento personal para ella, tanto por el resultado musical como por las circunstancias vitales en las que las composiciones se concibieron.

Laura Vega es la compositora canaria con mayor proyección en la actualidad. Estudió piano, oboe y composición en el Conservatorio Superior de Música de Las Palmas y su catálogo de obras comprende más de 60 títulos hoy en día. Un currículo más detallado se puede consultar en su página web:

https://www.lauravegacompositora.com/

El 24 de febrero, día que coincidía con el primer aniversario del comienzo de la guerra en Ucrania, presentó su reciente creación a un público que reflejaba su vida de una forma similar a cómo lo hace su música. Mientras el disco es un esqueje, el público se componía de familiares, amigos, profesores y compañeros —con alguna que otra fan en medio— que en muchos casos han contribuido de forma directa o indirecta a la trayectoria de la protagonista de mi artículo y que muchos han visto crecer.

Claro, ahora algunos de mis lectores se preguntarán cómo llegué yo a asistir a este acto de presentación. Sí, soy una fan de su gran talento. Pero, es más, para mi gran sorpresa recibí, hace bastante tiempo ya, una llamada del Taller lírico donde me preguntaban si estaría dispuesta a ayudar en la producción del CD de Laura. Por supuesto que ayudaría, pero no sabía nada en absoluto del tema, de ahí mi asombro. Lo que pasó fue que la discográfica era alemana y la coordinación y comunicación entre el equipo de producción en Canarias y el alemán había quedado estancada… Con el inglés no lograban resolver el problema y así fue cómo contactaron conmigo y me vi de repente involucrada en un proyecto tan único como bonito. ¡Vaya suerte la mía!

Muy rápido les cogí cariño a todos los implicados y al proyecto en sí. Consecuentemente, es un must para mí presentar esta obra también en mi blog, sobre todo porque la música de Laura me inspira muchísimas emociones, imágenes y hasta sinestesias.

Las ocho obras de Luz de tinieblas toman el piano como punto de partida, al que se suman el clarinete, la percusión y los instrumentos de cuerda, puesto que son los instrumentos que más han conectado su sensibilidad y su necesidad expresiva, según explicó la compositora durante el acto de presentación. El título Luz de tinieblas coincide con una pieza del CD que es una de las favoritas de Laura por su resultado tímbrico basado en el predominio del registro grave de los instrumentos intervinientes. Pero hay un motivo más por el que Laura eligió este título. Fue el gran musicólogo, compositor y promotor cultural Lothar Siemens, persona conditio sine qua non en la evolución personal y musical de nuestra creadora, quien le ayudó a elegirlo[1].

Dicho esto, permítanme presentarles las composiciones, pero no voy a hacerlo como Laura lo hizo el pasado 24 de febrero —en orden inverso a la cronología del disco—, sino en orden cronológico de composición. Lo hago de esta forma para proponer a mis lectores que se fijen bien en la evolución de la compositora desde 2005 hasta 2019, el desarrollo desde una composición algo más técnica o muy de lege artis hasta una expresión musical fluida y natural. Es asombroso. Laura misma usa el término «dulcificar» para describir este mismo proceso.

N.° 6 del CD – 2005/2007 – Homenajes II

Homenajes III es la pieza más antigua de las ocho del disco y fue la primera en ser interpretada en el acto de presentación. Es, desde mi punto de vista, realmente la pieza más abstracta y caleidoscópica. Se trata de un work in progress, como lo llama la autora, porque en sus inicios fue concebida para piano solo y más tarde surgieron versiones según una plantilla instrumental que va en aumento: en este caso la versión dúo. Se trata de una obra que homenajea a los compositores Albéniz, Beethoven, Schubert, Schumann y Takemitsu.

 

Nicole Martín Medina - Luz de tinieblas, Laura Vega
Fuente: https://www.istockphoto.com/
Nicole Martín Medina - Luz de tinieblas, Laura Vega
Fuente: https://www.istockphoto.com/

N.° 4 del CD – 2012 – Luz de tinieblas

Luz de tinieblas es la siguiente composición por orden de nacimiento. En sus primeros compases sobresalen claramente los sonidos oscuros, difíciles de digerir, que me hacen pensar en algo doloroso que da miedo. Pero más adelante entra el timbre consolador del chelo como si de un rescate se tratara y crea, junto al piano, un punto de luz que será desarrollado de ahí en adelante a través de un segmento melódico que repetidamente es cortado por el piano.

La oscuridad nunca es superada del todo, pero la luz tampoco se deja suprimir completamente, por lo que se pueden confirmar plenamente las palabras del pianista José Luís Castillo, que entiende que esta música invita a la búsqueda de la luz dentro de la propia oscuridad, yendo al encuentro del consuelo divino.

 

N.° 1 del CD – 2012 – Viaje al silencio

Según la compositora, la obra se inspira en el libro del mismo título de la escritora británica Sara Maitland. Tanto ella, en su obra, como Marta Meneses, maestra zen, entienden que el silencio no debe concebirse como ausencia de ruido o vacío, sino como presencia, como conciencia que lleva a la sabiduría. La música invita al oyente a realizar un viaje hacia su interior, al silencio. En mí evoca varias imágenes de la película Tres colores: Azul (1993) del director polaco Krzysztof Kieślowski. Resuena en mi cabeza la música en azul y el juego de viento que juega un rol central en la película citada, como si el silencio nos llamara: «¿No me escuchas?».

Nicole Martín Medina - Luz de tinieblas, Laura Vega
Fuente: https://www.filmin.es/pelicula/tres-colores-azul

 

Si quieren escuchar un poco:  

https://www.youtube.com/watch?v=2MlA4e5G6i4

N.° 3 del CD – 2013 – De un lejano amor

De un lejano amor está inspirada en el poema homónimo de Tomás Morales. La obra nació para clarinete y piano en 2013 y más tarde, en 2014, se realizó la versión para violonchelo y piano. La música, de sonoridad oscura y melancólica, me envuelve con sensaciones del espacio y del tiempo, más que imágenes o colores. Puesto que el amor es un concepto abstracto, no está sujeto a una imagen en sí, pero sí está condicionado por la lejanía en el tiempo o en el espacio.

El poema de Tomás Morales deja entrever que el amor desapareció. «¿A dónde has ido? ¡Yo he perdido mi amor!… En grata calma dormía en el silencio de mi alma, ensueño juvenil, y lo he perdido…». No obstante, la música de Laura Vega parece decir más bien que el amor se ha alejado (espacio), o sea, que no ha terminado del todo (tiempo), que no está perdido, pero no, ya no está en el aquí y ahora. Podría, tal vez, volver a encontrarse en el silencio del alma del oyente, donde se guardan todos los sueños juveniles.

Nicole Martín Medina - Luz de tinieblas, Laura Vega
Fuente: https://pixabay.com

N.º 5 del CD – 2015 – Páginas de arenas

Laura compuso esta pieza para su sobrina, Paula Torres, violonchelista. Como otras obras suyas, está inspirada en poesía, concretamente en dos poemas de la autora canaria Selena Millares titulados Océano de sombra y Tu nombre. Se trata de una música rapsódica que crea en mí imágenes en amarillo. Al desconocer ambos poemas, veo un desierto enorme, un océano de arena y una amazona cabalgando.

Se suceden cortes sonoros que ambos instrumentos protagonistas —violonchelo y piano— se hacen el uno al otro y que rememoran en mí ráfagas de viento levantando la arena y creando sombras balanceantes. Y mientras tanto, la amazona queda bañada por un velo onírico intangible. Toda la composición me parece un cuento escrito en papel que se deshace en polvo amarillo: arena.

N.° 8 del CD – 2015 – Paraísos perdidos III

La pista n.° 8 del CD es nuevamente un work in progress que da lugar a diferentes versiones de la obra que se inspiran en el cuadro El rayo verde del artista Antonio Padrón. Y no, mis queridos lectores, no me evoca ninguna imagen en verde. La obra refleja diferentes paisajes geográficos canarios considerados paraísos. Se oye claramente la añoranza de aquellos que se vieran en la necesidad de abandonar su tierra y emigrar. Rasgos del folklore canario e imitaciones de sonidos de chácaras o del tambor gomero crean este ambiente nostálgico.

No obstante, quiero oír en este grito del «No me olvides» sonoro un «Bienvenido» para aquellos para los que se trata de un paraíso encontrado, los que se ven envueltos al llegar por primera vez en los matices del arrorró de Laura Vega. Posiblemente, es la obra más bonita, en el sentido literal de la palabra, y la más fácil de escuchar.

N.° 2 del CD – 2016 – Cuatro miradas a un infinito limitado

Cuatro miradas a un infinito limitado es otra composición que me hace soñar con imágenes de película al oírla. Se trata de una contemplación del paisaje de La Isleta, barrio emblemático de Las Palmas de Gran Canaria, que en el pasado fue una isla pequeña e independiente.

La composición la observa en cuatro momentos y colores diferentes: al alba, en la tarde, en la noche y en la madrugada. Ahora sí, mi querido lector, podemos vivir nuevamente sinestesias en amarillo, azul y verde (o marrón) y blanco (o gris).  Es como si el cielo gritara por lo infinito más allá de nuestra Isleta mientras el piano marca las limitaciones típicas de un componente de un archipiélago. Queda el clarinete que viene en ayuda de los dos, tal vez un poco como un puentecillo enorme entre La Isleta y la isla principal de Gran Canaria, que fue fabricada en el siglo pasado. De esta forma se unen el infinito (la espiritualidad) con lo limitado (nuestro mundo real en la dualidad) en una armonía que solamente Laura Vega sabe expresar.

Nicole Martín Medina - Luz de tinieblas, Laura Vega
Fuente: https://es.wikipedia.org/

N.° 7 del CD –  2018 – Ni neu

Finalmente, me queda la composición más reciente de este monográfico. «Ni neu» significa «Yo misma» en euskera. El título está tomado del poemario de Inma Arroyo. Esta obra nace a partir de una composición anterior con el nombre Alone (2014), que fue pensada como una invitación a la meditación y un encuentro con uno mismo. En el inicio se erige orgullosamente el clarinete desde los graves hasta los sonidos más agudos como si quisiera decir «¡Aquí estoy!». En su recorrido musical vuelve a las zonas graves de su tesitura transmitiendo seguridad y firmeza en sus cimientos. A pesar de los intentos del piano y del violín por desequilibrar al clarinete, este sigue en pie. «¡Porque yo lo valgo!».

Según la compositora, la obra está dedicada a todas aquellas mujeres que a lo largo de la historia han luchado para mantenerse vivas. A la hora de la verdad, todos estamos solos. Por ende, mi entendimiento no debería estar muy lejos de los pensamientos y emocionales de origen.

En resumen, espero haber dejado claro que este primer disco en solitario de Laura Vega es altamente poético, que permite al oyente perderse en sus propias interpretaciones sin dejar de ver, detrás de todo, la cara dulce de su creadora.

¡Altamente recomendable!

 

Nicole Martín Medina

Las Palmas de Gran Canaria

Abril 2023

NOTA: Este artículo está disponible también en alemán e inglés: 

DEUTSCH: https://nicolemartinmedina.com/de/luz-de-tinieblas-laura-vega-2/

ENGLISH: https://nicolemartinmedina.com/en/luz-de-tinieblas-laura-vega-3/

 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

3 comentarios

  1. Muy bien, con lenguaje asequible para gente como yo, no ducha en la materia. Chapó por ti Nicole. Enhorabuena

    1. Muchísimas gracias, Mary por siempre leerme y estar al pies del cañon. ¡No te pierdas la nueva entrada que está punto de salir! Un abrazo muy fuerte, Nico

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad